miércoles, 29 de septiembre de 2010

Algo sobre la BlackBerry PlayBook

A pesar de que aún faltan meses para que salga a la venta en EEUU la PlayBook de RIM, ya han hecho una primera presentación y no han faltado concienzudos análisis (recomiendo el de Eliax) sobre el impacto que este lanzamiento tendrá en el joven mercado de los tablets. Lo cierto es que aún no podemos hacer una buena comparación con el resto del mercado porque, de momento, lo único que hay en el mercado funcionando es el iPad, del que dicen que esperan vender más de 28 millones para el 2011. Teniendo en cuenta todo eso, y ya que otros han hecho estupendos análisis sobre el dispositivo, me fijaré yo en tres aspectos que no he visto que se hayan comentado mucho:
  • Tamaño: 7 pulgadas de pantalla. Puede que a algunos les encante un dispositivo más pequeño que el iPad (9,7 pulgadas), pero a mí me parece que eso es un móvil grande más que un iPad pequeño. Si no os convence, vedlo en la mano de Mike Lazaridis, consejero delegado de RIM, en esta foto. No creo que sea nada cómodo si lo quieres usar para leer un libro o el periódico.
  • Cámaras: es algo que se le ha criticado mucho al iPad... por aquellos que no lo han manejado, obviamente. Yo lo uso con cierta frecuencia y, sinceramente, no le sacaría utilidad ninguna salvo a una cámara frontal para videoconferencia FaceTime (que yo no usaría probablemente, pero estoy seguro de que mucha gente sí). No me veo con el iPad a cuestas haciendo fotos al paisaje...
  • Valor de mercado: algo que estoy aprendiendo últimamente es que el mercado no se equivoca, y le da a las cosas el valor que tiene, antes o después. De momento parece ser que Wall Street ha castigado el calendario que han planteado para la aparición del PlayBook, después de la campaña de navidad y de una posible renovación de los iPad. Según lo que dicen en CincoDías RIM bajó ayer un 5%, acumulando una bajada del 30% en el Nasdaq en todo el año, pero no creo que una empresa como RIM no sea capaz de generar el suficiente atractivo como para conseguir un buen trozo de mercado (como siempre lo han hecho en el mercado empresarial) y hacer subir sus cotizaciones a donde realmente debieran estar.
Publicar un comentario