jueves, 2 de diciembre de 2010

La NASA hace público el hallazgo de un nuevo tipo de vida

Para hoy a las 2 de la tarde en hora de Washington, las 8 de la tarde hora de la península española, las 7 en Canarias se espera una noticia sobre Astrobiología de tremendo impacto en la concepción de los orígenes mismos de la vida. La NASA, según esta nota, indica que se convoca una rueda de prensa para comunicar este hallazgo sobre el que ya hay un reguero de pólvora encendido en la blogosfera, Twitter y redes sociales. En palabras textuales van a hablar sobre un hallazgo que impactará la búsqueda de vida extraterrestre. Asimismo recuerdan que la Astrobiología es el estudio del origen, evolución, distribución y futuro de la vida en el Universo.
Se puede seguir la conferencia en directo por streaming a través del siguiente enlace: NASA TV.
Hoy he podido escuchar miles de opiniones acerca de la posible noticia que vayan a dar: desde hombrecillos verdes a bacterias en Titán, el satélite más grande de Saturno, o lo que veo más probable, sobre todo por la fuente y por el razonamiento: un microorganismo hallado en la Tierra y basado en elementos absolutamente diferentes a todas las formas de vida conocidas en la Tierra. De verdad que no sé de donde ha podido obtener esa información antes siquiera de que se produzca la rueda de prensa, pero me parece algo bastante factible.
Esto apoyaría algo que me parece fundamental, y es que la vida no es tan especial, sino algo muy común en el Universo por más que nos empeñáramos en su día en que éramos el centro del Sistema Solar (Copérnico pensó que no y Galileo lo demostró), después creímos que el Sistema Solar estaría en el centro del Universo, pero en 1930 vimos que nada de eso, y finalmente creímos que nuestro planeta era muy especial también, cosa que día a día vemos que no es así para nada, como comenté en esta entrada. Es lo que se conoce como principio de mediocridad, que afirma que no existe nada intrínsecamente especial acerca de la Tierra, y por ende, tampoco de la raza humana. Si nos vamos a la parte crítica con este principio, nos diría que, de ser así, ¿por qué nadie ha contactado con nosotros ni tenemos noticia de ninguna vida diferente a la nuestra? Yo creo que es por algo muy simple: somos una raza muy joven que llevamos apenas 6 ó 7 millones de años sobre la Tierra con conciencia de nosotros mismos, lo cual es aproximadamente un 0´0004% de la historia del Universo, no somos ni un parpadeo cósmico y pretendemos ser especiales y tener ya todas las respuestas... otra muestra más de nuestra prepotencia.

Nos quedamos espectantes a las noticias que nos dé la NASA...

NOVEDADES:
  • Se confirma la noticia punto por punto tal y como comentaba Eliax en su blog, así que siguen siendo válidos los comentarios que hago al respecto. Encuentran bacterias que cambian en su ADN el fósforo por el arsénico.
  • Importante consecuencia que señala una de las investigadoras: tenemos que revisar nuestro concepto de planeta habitable y de dónde podemos extraer elementos beneficiosos para la vida a la hora de explorar el espacio en busca de vida o de zonas habitables donde podamos ir los humanos.
  • Dato importante a raíz de una de las preguntas que le hacen a los investigadores: estaban buscando exactamente esto: microorganismos que en su ADN, en lugar de fósforo tuvieran arsénico, por la similitud atómica que presentan. Es decir, NO ha sido un descubrimiento casual. Esto nos da una idea de cuánto están los científicos y los experimentos que realizan por delante de lo que podemos imaginar.
  • Termina la rueda de prensa con las impresionantes conclusiones anteriores y yo, como digo en Twitter, sigo flipando :)

MÁS DETALLES:

Tal y como indican en El País, lo que hacen estas bacterias que han descubierto es sustituir en su dieta habitual el fósforo por el arsénico, llegando a asimilarlo incluso dentro de su ADN, lo que lleva a una forma de vida adaptada y totalmente funcional basada en una química absolutamente diferente de los seis elementos que hasta ahora considerábamos indispensables: carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, azufre y fósforo.
Basándose en la suposición de que alguno de esos elementos podría eventualmente sustituirse por otro de la tabla periódica que realizase las mismas funciones acudieron al lago Mono en el centro-oeste de California conocido por un alto grado de salinidad y especialmente por elevadas concentraciones del -para nosotros- venenoso arsénico y trabajar con estas bacterias extremófilas comprobando si podían realizar ese cambio. Y vaya que si lo hacen... Y de camino esto nos abre las vías para todo lo que se ha venido comentando, especialmente para, como dicen los investigadores de la NASA, ensanchar nuestra definición de lo que es la vida.
Hay que tener en cuenta que el hecho de que sean bacterias adaptadas hasta modificar algo tan básico como es su ADN no le resta ni un ápice de importancia al descubrimiento, pues no se ha hecho una modificación de las bacterias, simplemente se ha variado su dieta, restringiéndoles el fósforo hasta que ellas mismas se han adaptado a consumir sólo arsénico interiorizándolo además a su ADN.
El paper se puede leer en la revista Science en el siguiente enlace: "A Bacterium That Can Grow By Using Arsenic Instead Of Phosphorus" (para leer el paper completo hay que estar suscrito).

Nota con las explicaciones, imágenes y el vídeo usado en la rueda de prensa de la NASA.

Nota: no soy biólogo, ni astrónomo, así que hay datos que puedo no haber escrito con todo el rigor que merecen, pero sí soy muy aficionado a estos temas y me esfuerzo por aprender de las mejores fuentes posibles ;)
Publicar un comentario