sábado, 11 de diciembre de 2010

Cambios en Android Market

Llevo una semana en esto y he visto muchas luces, pero también alguna que otra sombra. Según veo en elandroidelibre.com se va a proceder a un lavado de cara del Market con algunas mejoras interesantes y útiles, sobre todo de presentación y encaminados a facilitar la vida a programadores y usuarios y que no voy a reproducir aquí porque ya lo explican muy bien en el androide libre.
Pero también hay una cuestión que no se ve con mucho sentido: van a modificar el tiempo de devolución de una aplicación de las 24 horas actuales a 15 minutos. Es decir, van a modificar una de las características que han hecho mejor (al menos en ese aspecto) al Android Market respecto al AppStore. Surgen rápidamente voces a favor y en contra sobre ese tema.
  • A favor: porque hay gente que aprovecha esas 24 horas para hacer copias del archivo instalado, devolverla para recuperar su dinero y luego restaurar la copia pirata, con lo cual el programador no ve un céntimo.
  • En contra: por el argumento que daba yo al inicio, perder una gran característica del Android Market. Y es que 15 minutos son bastantes para algunas aplicaciones, pero para aplicaciones más complejas no es ni mucho menos suficiente. Esto iría en detrimento de las aplicaciones de pago, que ya de por sí presentan un número ridículo respecto a las gratuitas con sólo 2 aplicaciones de pago por encima de las 250.000 descargas actualmente frente a las más de 1.200 gratuitas en el mismo rango.
  • Posible solución: como suele pasar, es el camino intermedio. Es decir, ahora mismo el programador puede establecer el precio de la aplicación; pues parece razonable que sea el mismo programador el que pueda valorar cuánto tiempo es necesario para comprobar si la aplicación en cuestión se ajusta a tus necesidades/gustos/intereses.
Y no habría que preocuparse por el tema de la piratería, ya que la solución ya está en marcha desde hace algún tiempo, como señalaban en and.roid.es hace algunos meses, gracias al sistema de licencia de aplicaciones, que, básicamente consiste en una librería añadida a la aplicación (de pago) y que comprueba en tiempo de ejecución con el registro del Android Market si esa aplicación está descargada, pagada y habilitada para el usuario que la ejecuta.

Así pues, esperemos que recapaciten y se adapten a soluciones más interesantes que la proponen actualmente.
Publicar un comentario