viernes, 23 de marzo de 2012

Nueva técnica graba terabytes en un segundo

Así se informa en esta nota de prensa del CSIC, según la cual unos investigadores entre los que se encuentra un grupo del CSIC ha logrado grabar información usando no campos magnéticos como hasta ahora sino que usando "un golpe de calor que altera el estado de equilibro de los componentes básicos del imán (espines) y funciona 100 veces más rápido que la grabación magnética tradicional". Además, el investigador del CSIC opina que “el uso de calor consume mucha menos energía que el de un campo magnético”.
Más allá de la explicación técnica, para lo cual recomiendo ir a la fuente del CSIC, esto tiene dos implicaciones fantásticas cuando sea posible (no sé si ya lo es) hacerlo de un modo barato:
  1. La velocidad de entrada/salida en dispositivos de almacenamiento se multiplica nada menos que por 100, es decir, ¡¡¡dos órdenes de magnitud!!! Para ponernos en situación, los discos SSD, que son mucho más rápidos que los magnéticos, lo son de 2 a 3 veces. Así que un disco con esta tecnología lo adelantaría como un fórmula uno adelanta a una persona caminando a ritmo normal.
  2. El consumo se reduce y aunque no dan una cifra, al decir "mucho" espero que hable de al menos un orden de magnitud, lo que implica futuros dispositivos con una batería de mucha más duración en lo que a procesos de grabación se refiere. No parece que de momento esta técnica se pueda aplicar de alguna forma a la lectura, así que tampoco cabría esperar un enorme avance en cuanto a la duración de batería, pero todo lo que se pueda mejorar, bienvenido sea, por supuesto.
Esto viene perfecto a colación de lo que comentaba ayer sobre las aplicaciones que surgen a partir de descubrimientos que en principio parece que no la tienen.
Publicar un comentario