lunes, 14 de marzo de 2011

¿Android o iPhone?

Buenísima la caricatura que aparece en nosoygeek, bueno, que aparecía hace ya tiempo y que ahora recupero, pero recordemos que todo esto se refiere a las empresas y los usuarios finales. De cara a los programadores la cosa no está tan clara y los incentivos de programar para una u otra plataforma se reducen a una cosa: dinero. Y a pesar de que Android está en subida imparable, a pesar de que haya una demanda tremenda de programadores Android, a pesar de que seguirá subiendo... actualmente un programador o grupo de programadores independientes de iPhone gana más dinero que un programador Android.
Los motivos no los voy a desgranar excesivamente porque son de todos conocidos y básicamente se reducen a la diferente tipología de usuario que tiene una y otra plataforma y a las políticas de venta de aplicaciones, pero en este momento, a alguien que quiere abrirse un hueco en este mundillo se le plantea la disyuntiva de dónde meter la cabeza.
Realmente creo que a quien no tenga demasiada idea le conviene aprender Android, y si puede empezar por Java, Java ME mucho mejor. Conseguir experiencia, enfrentarse a los miles de problemas que surgen al tratar de implementar una idea en un teléfono y que funcione realmente bien, toda una odisea ;)
A partir de ahí y sólo con un buen conocimiento de la programación móvil y de que se es capaz de hacer algo realmente bien me metería en programación para iPhone (que recordemos que eso sí que cuesta dinero), para lo cual es necesario además un buen conocimiento de diseño gráfico o tener un socio que se dedique a esos menesteres. Ya una vez comenté sobre programar para una u otra plataforma antes de meterme en el mercado Android y entonces vi incentivos para entrar en el mismo, incentivos que siguen estando ahí y por los que creo que es muy útil conservar conocimientos de esa plataforma, pero actualmente si eres un buen programador iPhone sin duda puedes conseguir un buen trabajo (fuera de España, claro). No diré forrarte con una aplicación como programador independiente porque para eso no sólo hace falta ser bueno, sino montar una gran campaña de marketing o tener suerte o hacer algo realmente innovador, algo bastante complicado en un mercado de más de 350.000 aplicaciones.
Publicar un comentario