martes, 31 de agosto de 2010

Fin de las vacaciones

Se acabó lo que se daba. Toca volver a currar, rutina... bueno, y con una cierta incertidumbre en mi caso. Dejamos a un lado el veranito, las tardes jugando al voley, las noches de copas, los días tirado en la piscina o en la cama... En fin, este verano no se puede decir que no se ha aprovechado; ha habido tiempo para barbacoas, juergas, deporte, incluso quedando ¡subcampeones de Almuñécar en voley-playa! y, para finiquitar, 5 días en Valencia con un poco de todo: fresco, calor extremo, comida, bebida, juegos, paseos y las ganas que se me han quedado de traerme un trozo de la Malvarrosa para Málaga... eso sí que es arenita fina y limpia!!!

Ahora tocará una rutina diferente, pero bueno, son retos diferentes y espero que interesantes, y con el deseo de que no me manden demasiado lejos, aunque, eso sí, que me manden a algún sitio :)

Queda pendiente la celebración de mi cumpleaños, que aún no tengo claro qué quiero hacer, pero algo habrá que hacer, digo yo jejeje.

Bueno, cierro el post con una cita célebre, muy acorde con un 31 de agosto:

"Trabajar duro nunca mató a nadie, pero, ¿para qué arriesgarse?"
Publicar un comentario