jueves, 29 de julio de 2010

Primeras impresiones sobre mi iPad


Bueno, antes que nada, hay que decir que no pretendo hacer un análisis riguroso del dispositivo, ya que para eso hay gente mucho mejor preparada que yo. En el caso en que se quieran ver fotos y comentarios recomiendo engadget y en el que se quiera ver un estupendo análisis pormenorizado recomiendo eliax.
Dicho esto, paso a mis impresiones. En primer lugar hay que decir que el primer objetivo que yo perseguía era tan sencillo como conseguir una reducción de los gastos de mi casa. Haciendo un cálculo sencillo, a 1 € cada día por el periódico, más el suplemento y algún periódico deportivo el fin de semana se va el presupuesto a algo más de 400 € anuales (por no hablar del gasto inútil de papel). Con lo cual, aunque uno sólo use el iPad para leer el periódico y 4 noticias más... el gasto ya está justificado. En mi caso lo he comprado con la funda, con lo que se me ha ido a un poco más de los 500 € (es decir, quedará amortizado en unos 15 meses sólo teniendo en cuenta el gasto de los periódicos). Por cierto que la funda me parece un accesorio fundamental (creo que es el más vendido por algo) y aquí viene mi primera pega a Apple, aunque seguro que otros lo ven como una ventaja: son muy minimalistas, pero llevados al extremo. Vale que es muy sencillo de usar, vale que cualquier duda la puedes resolver por Internet... pero cuando uno se gasta 500 € espera encontrar más papelitos y algún accesorio incluido.
Por supuesto que decir que lo he comprado sólo como sustituto del periódico sería rascar la superficie. El iPad es un "cacharrito" fantástico; no es un ordenador, no es un iPhone grande, no es un lector de libros a colores, es un cambio de concepto. Tenemos tendencia a encuadrar los nuevos productos en categorías que reconocemos, es lo natural, pero eso justamente es lo que diferencia a visionarios como Steve Jobs (por mucho que a los anti-Apple les moleste -el tema de los anti-cosas merece un post aparte-) del resto de los mortales. Son gente que ven oportunidades de negocio, nuevos productos, nuevas necesidades que rellenar o que crear, donde otros sólo ven un cacho de cristal y aluminio que usarían como pisapapeles.
Sabemos lo que no es; bien, entonces ¿qué es? Pues para mí significa la oportunidad real de que mis padres se acerquen de verdad a Internet, que de verdad lo usen, que sean capaces de buscar y encontrar lo que necesitan sin preguntarme: ¿qué es esto que ha saltado del antivirus?, ¿cómo se enciende?, ¿cómo se apaga?, ¿cómo me meto en Internet?... Debe ser realmente bueno cuando a lo largo de los años nunca he sido capaz de que manejen con soltura un ordenador (cosa absolutamente normal, por cierto a la vista de mucha gente que se cree que sabe de ordenadores) y, en cambio, con el iPad han tardado 2 minutos en navegar por sí sólos y manejar todo lo que necesitan inmediatamente. Para entender realmente la dimensión de lo que digo hay que tener uno en las manos y manejarlo. No sabes dónde se guardan las fotos ni te importa, al igual que no lo sabes en el móvil, no sabes donde se almacena la música, cómo se ha instalado el navegador, sólo tienes una gran experiencia de usuario, ese es su gran punto fuerte. No tienes que ser programador, informático, ingeniero, experto, sólo un usuario, y aún así puedes sacarle mucho rendimiento.
Así pues, ¿sirve para algo más? Por supuesto, y yo procuraré darle mucho más uso de todo lo que he comentado en los párrafos anteriores, pero como decía, si queréis un análisis pormenorizado no es aquí donde hay que buscar ;)
Publicar un comentario