domingo, 8 de febrero de 2015

Apostatar es fácil...

Si sabes cómo y tienes 15€. Y más abajo te explicaré cómo.

Partamos del respeto absoluto que debe existir entre creyentes y ateos, pero yo nunca he sido católico. Ni siquiera cuando me bautizaron, ni cuando hice la comunión, ni cuando apadriné a mi primo. Mis primeros recuerdos sobre religión datan de las clases del colegio (¿cuándo echaremos la religión de las aulas…?) en las que me contaban una serie de cosas que no me cuadraban nada: que si Adán y Eva, los reyes magos, una paloma inseminadora… No es una historia fácil de tragar desde luego. Así que, conforme fui adquiriendo más capacidad para razonar, mi camino se separó inexorablemente del camino religioso. Empecé a pedir clases de Ética en lugar de Religión y a cuestionar por qué las legítimas preguntas que hacía eran tabú. No se podían hacer porque siempre ofendían a alguien. Así que decidí que eso no era sano y tenía que darle fin. El agnosticismo está bien, pero para mí es como quedarse a medias, no atreverse a decir lo que se piensa por alguna razón, la mayoría de las veces por presión familiar o popular.
Soy ateo, a pesar de que un día, antes de que tuviera poder de decisión me mojaran la cabeza y 9 años después me hicieran comer una galleta vestido de marinero. Así que necesitaba un documento que restituyera el equilibrio y que evitase que la Iglesia se aprovechara del hecho de contar conmigo como “cliente” a efectos estadísticos. Ese día ha llegado 35 años después. Y ¿por qué hoy? Pues por todo lo anterior más el hecho de que, si no quiero que mi hijo sea bautizado, la coherencia me tiene que llevar a “desbautizarme” J

Dicho todo esto, expondré aquí los pasos que te llevarán a “liberarte”:
  1. Conseguir la partida de bautismo. Esto, según los casos puede ser más o menos difícil. Conozco un caso en el que el párroco no quiere darla, no sé si esto es legal siquiera, pero puede ocurrir. En mi caso, mandé a mi padre a decirle al cura que me iba a casar por la iglesia (que me apunten otro pecado). 10€ más tarde la teníamos en la saca. Le dijo que era válida por 6 meses, lo cual no tiene mucha lógica en un documento que no tiene fecha de emisión…
  2. Fotocopia de DNI y de la partida de bautismo. No hay que compulsar nada, y no te deshagas del original por si acaso.
  3. Rellena un documento como el que pego más abajo con tus datos.
  4. Envíalo todo por correo postal certificado a la diócesis que te corresponda (con acuse de recibo para estar más seguros) dirigido al obispo y marcando en el exterior del sobre: “Referencia: apostasía” (a mí se me olvidó esto y creo que por culpa de eso se ralentizó un poco más el proceso). Te saldrá por 4-5 €.

El resultado, a mí en concreto, me llegó en unos 45 días porque el proceso es el siguiente: el obispado da la orden a la parroquia para hacer la anotación de abandono de fe en la partida bautismal, y una vez que eso está confirmado, el obispado emite la carta al interesado confirmando la apostasía.

Tengo que señalar por último que, al menos en Málaga, todos fueron muy amables y no tuve ninguna pega en todo este proceso. Es más, me dijeron que normalmente lo hacen del tirón en persona si la gente va directamente allí (de esto me enteré porque, al tardar tanto, fui allí a preguntar y ya me la habían enviado).

Eso es todo, ya no tienes la excusa de que no sabes cómo se hace ;)

PD: esto ha sido en parte recopilación de páginas de ateísmo como apostatar y alguna otra, en parte personalización mía.
PD2: una curiosidad que he visto hoy, el colmo de un ateo: hacerse rico vendiendo la biblia.


DECLARACIÓN DE APOSTASÍA




En _______, a __ de ________ de 20__.


Al Excmo. y Rvdmo. Sr. D. _____________, obispo titular de la diócesis de _____. Yo, XXXXXXXXXXXXX, con NIF nº _________, mayor de edad y residente a efectos de notificaciones en __________________________________, que según le consta fue bautizado el día __ de _________ de ____ en la parroquia de _________, situada en la población de ______, actuando en nombre e interés propio, y hallándose en pleno uso de su libre y espontánea voluntad,


MANIFIESTA:

Primero

— Que, no habiendo encontrado en el Derecho Canónico procedimiento alguno establecido para la tramitación del presente escrito, lo dirijo al Obispo diocesano por las consideraciones siguientes:

a) Que el cánon 393 del Código de Derecho Canónico dispone que “El Obispo diocesano representa a la diócesis en todos los negocios jurídicos de la misma”.

b) Que el cánon 383.1 del mismo Código establece que “Al ejercer su función pastoral, el Obispo diocesano debe mostrarse solícito con todos los fieles que se le confían (...), así como a quienes se hayan apartado de la práctica de la religión”.

Segundo

— Que en su día fui bautizado en la fe católica como consecuencia de una decisión tomada por otras personas, sin intervención de mi propia voluntad, debido a que en aquel momento, a causa de mi edad, yo no disponía de autonomía ni conciencia suficientes para emitir un juicio sobre mis convicciones personales.

— Que tras haber meditado durante el tiempo suficiente sobre el significado de mi pertenencia a la fe Católica no hallo ningún pretexto para continuar formando parte de la Iglesia Católica, entrando mis convicciones en plena contradicción con la adscripción a esta institución.

— Que la fidelidad a la propia conciencia es un derecho inalienable reconocido por el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como por el artículo 16.1 de la Constitución Española.

— Que, en consecuencia, rechazando totalmente la fe cristiana, me considero incurso en apostasía, tal y como viene definida por el cánon 751 del Código de Derecho Canónico, por lo que


SOLICITO:

Me sea reconocida por la Iglesia Católica la condición de apóstata, dejando de contarme entre sus fieles y de considerarme católico a todos los efectos —incluso estadísticos—, e incluyendo la correspondiente anotación de apostasía en el Libro de Bautismos, el Archivo Histórico Diocesano y en cualesquiera otros registros eclesiásticos existentes. Asimismo, que me sea comunicada por escrito la resolución tomada con respecto a la presente petición.

En la confianza de que su honesto y recto proceder no permitirá que mi persona siga apareciendo en los mencionados registros como fiel de la Iglesia Católica, en contra de mi conciencia,

Atentamente (firma),
Publicar un comentario