jueves, 14 de junio de 2012

Falta educación en Economía

Cambiemos Religión y Educación Cívica y Constitucional por Economía. A la vista de cómo se mueve últimamente el mundo parece claro que tanto una como la otra son absolutamente prescindibles (al menos la primera) y en cambio no tenemos una formación ni siquiera mínima de algo mucho más trascendente en nuestras vidas. Podemos acabar todas las etapas obligatorias educativas en España sin tener un buen nivel de un segundo idioma ni saber fundamentos de Economía.

Pero cabría preguntarse: ¿cambiaría algo que yo entendiera por qué sucede lo que sucede? Y la respuesta es sí, absolutamente sí. La información es poder y el poder se puede convertir en lo que quieras, hoy en día, en dinero fundamentalmente. Pero la importancia del poder de la información es mayor: teniendo y comprendiendo la información económica que nos llega seríamos capaces de discernir si el político de turno nos dice la verdad o nos miente descaradamente para poder irse al fútbol tranquilamente.


La ignorancia es muy muy peligrosa. Era la mejor forma de control de los súbditos en la época feudal y lo sigue siendo ahora. ¿Cómo puede alguien creer de veras que un rescate de 100.000 millones de euros a la banca española es un "crédito en condiciones ventajosas"? Pues la ignorancia económica hace que esta gilipollez y otras como que "es que no hay más remedio" la repitan los fervorosos creyentes de una determinada línea editorial sin siquiera preguntarse si les han tomado el pelo.
Yo siempre he sido una persona de Ciencias, aplicadas sobre todo, nunca me convenció eso de que a=b+5c si no sabía que eran a, b y c. Y además, siempre me ha atraído la Economía, nunca hasta ahora de forma profesional aunque desde luego que no se puede descartar nada.  También es cierto que desde antes de que comenzara la crisis me apetecía saber cómo era posible eso de "crear" o "multiplicar" dinero en los mercados. ¿Y quién no?
Pues eso hoy día no sólo es saludable sino indispensable. Veamos una nueva serie de alegres noticias económicas:
  • Bono alemán, ¿la próxima burbuja?. ¿Suena raro? Pues como dicen en el artículo: "ninguna se admite hasta que se pincha". Hace tiempo que me contaba un directivo de un banco que la gente estaba ganando 0€ por invertir en Alemania y eso sí que es de locos. Si no nos podemos fiar ni de la referencia en Europa, ¿qué nos queda?
  • España, a un paso del bono basura. Vale que nos fiamos poco de las agencias de calificación y que la mayoría de las acciones que realizan las hacen interesadamente, pero esto va oliendo cada vez peor.
  • Paul Krugman, Nobel de Economía vaticina la salida de Grecia del euro y un corralito en España. Y puede que se quedara corto. Esta noticia es de hace un mes, pero los tiros parecen ir en ese sentido.
  • ¿Por qué el rescate bancario no soluciona nada? Esta no es una noticia económica al uso, sino un post de Alberto Sicilia en la que cuenta su punto de vista, y cada día el de más gente (como diría el conocido anuncio), según el cual el rescate será absolutamente insuficiente. Necesitaríamos un rescate mucho mayor o entrar en default (en España ya han habido 14 en nuestra historia) y mandar al carajo al resto de Europa. 
Si hubiera un suficiente cultura económica no habríamos dejado a incompetentes al cargo del país y, en caso de que hubieran llegado, los habríamos echado rápidamente, porque comprenderíamos la gravedad de tener a alguien con conocimientos para llevar un triciclo al mando del Apolo (estando todos subidos al Apolo). Tampoco habríamos dejado a un pirómano a cargo del cuidado del bosque (ministro Lehman Brothers) ni permitiríamos que desde eso que llaman Europa (que parece que nosotros no vivamos en Europa) controlen nuestro futuro en beneficio única y exclusivamente justamente de quienes crearon y amplificaron la crisis financiera: los banqueros. Y no nos olvidemos de una cosa: aquel trader que decía alegrarse de la crisis, Alessio Rastani, tal vez fuera un farsante, o tal vez no. Pero lo que está claro es que hay mucha gente ganando mucho más dinero en época de crisis que en época digamos que tranquila o de bonanza.
Cada vez estoy más convencido de que en estos momentos no es posible ser neutral con esta crisis, o se gana o se pierde, pero es imposible estar al margen.
Publicar un comentario