miércoles, 4 de mayo de 2011

Madrid - Barcelona

Deporte... eso es lo que se supone que hemos visto en esta desafortunada maratón de "clásicos", de la cual, con lo mejor que puedo quedarme es que ya ha acabado.
Mientras escribo estas líneas estoy viendo el Manchester United - Schalke 04, en el que, por suerte, se dedican a jugar al fútbol. Puede que sea porque ellos lo inventaron y dejaron impreso en su carácter el gusto por el buen juego, por el juego limpio y por algo que ya será la tercera vez que lo menciono en la frase: por el juego.
No quiero que nadie que lea esta entrada piense que es una defensa parcial de alguno de los equipos que dan nombre a la misma, si bien es cierto que no es posible ser imparcial y yo no pretendo serlo. Aún así me atreveré a mencionar un aspecto polémico que me ha llamado la atención estos días y que no tiene nada que ver con que yo sea un erudito del fútbol ni mucho menos; obviamente no lo soy, pero sí que he practicado mucho deporte y sigo haciéndolo, así que creo que tengo la suficiente autoridad moral para permitirme un modesto análisis.
El dato concreto que me ha llamado la atención es algo que se ha repetido surgiendo sobre todo del sector barcelonista, aunque no en exclusiva, también se ha usado desde el sector madridista, y es algo así como: "nosotros hemos jugado al fútbol, los otros no". Es la misma frase que desde el sector barcelonista han usado para referirse a un presunto juego duro del Real Madrid y que desde el sector madridista llamaba la atención sobre un presunto teatro o exageración de faltas recibidas por el Barcelona. En realidad es una frase cojonuda porque vale para todos y en casi cualquier ocasión, y te sirve como excusa para lo que quieras. Si pierdes, para echar balones fuera, y si ganas y te echan algo en cara sirve para insinuar un "mal perder".
No voy a entrar en quién tiene razón, que eso se lo dejo a los "intelectuales" del fútbol, o como decía Mourinho a los 47 millones de entrenadores de España, pero sí en ese manido "lo que hacemos aquí es lo mejor", "la feria de mi pueblo es la mejor del mundo", "tenemos el mejor clima del mundo"... Vamos, el "a ver quién mea más lejos" llevado a su máxima expresión. Esa presumida superioridad que nos hemos dado siempre en este país (incluso antes de ganar la Eurocopa y el Mundial) para permitirnos despreciar el fútbol italiano por parecernos "rácano" y "desagradable" o el fútbol inglés por parecernos del tipo "patadón parriba" o el alemán por parecernos una cuestión únicamente "física". ¿Somos o no somos patéticos?
Recomiendo a quien crea que lo mejor del mundo está en España que haga unos cuantos viajes por el mundo y descubra que hay algo más allá del propio ombligo. Somos los que criticamos a los americanos por ególatras, pero pensamos que nuestras fiestas son las mejores, los que criticamos el fútbol italiano a pesar de tener 4 mundiales, los que criticamos religiones como la musulmana siendo la católica una de las que más muertes ha generado en el mundo y llamando mitología a Zeus, mientras pensamos que es lógico que una virgen tuviera un hijo de una paloma, los que llamamos borrachos a los ingleses que vienen a España a beber cerveza cuando nosotros somos los "inventores" del botellón...
Por todo eso recomiendo a los fervientes seguidores de uno y otro equipo que por una vez intenten ver las cosas con perspectiva y se den cuenta que lo que se debería haber jugado estos días es un deporte... o lo era.
Publicar un comentario