miércoles, 7 de enero de 2009

¿Redes sociales en los móviles? ¿Por qué no?

Aún recuerdo quien se reía de los primeros que llevaban un móvil en el bolsillo y se jactaban de que a ellos no les hacía ninguna falta y no pensaban comprar uno... Y de eso no hace más que 11 años!!!
Es indudable que las TIC suelen correr más deprisa que las mentes de la mayoría de la gente. A los más avanzados en este sentido los suelen llamar frikis, pero normalmente marcan la senda por la que luego iremos el 90% de nosotros (no siempre, por supuesto, yo no veo claro eso de tener un robot aspirador recorriendo mi casa sin control, y eso que lo vi el otro día a la venta en el Eroski).
El caso es que el próximo paso parecen las redes sociales del tipo de Facebook o Tuenti en los móviles. ¿Que no te hace falta? Ya, ni a mí tampoco, pero seguro que si te ofrecen 2 móviles con el mismo precio cogerías el que te permite esa posibilidad. Internet en el móvil es algo que no hace falta, pero pronto habrán tarifas planas reales (no la mierda de ahora), igual que en la telefonía fija y estas cosas se usarán. El objetivo: el eslabón más débil, es decir, los adolescentes que quieren bajarse el último politono, el salvapantallas de un peluche acariciando una zanahoria y que votan para que un concursante de Gran Hermano que tiene un cuarto de cerebro se quede en la casa para seguir haciendo el tonto. Y qué duda cabe de que son un jugoso trozo del pastel, ¿a quién se debe el despegue de los SMS? Recuerdo: en los orígenes eran gratuitos porque eran un servicio "residual" del móvil, que sólo se iba a usar para llamar jajaja.
Hace poco hablaba con Juanma de esto de las redes sociales en los móviles, y lo cierto es que ya vamos con un poco de retraso porque hay gente que ya está investigando en ese campo, pero quien sabe, igual hay que ponerse manos a la obra con el SDK de Android. Es el rollo de estas cosas, si sabes un poco de algo puedes conseguir trabajo, pero sólo si sabes mucho podrás hacer algo realmente competitivo para ganar pasta de verdad. Por otra parte, si sabes mucho de algo que luego no consigue la cuota de mercado esperada y queda obsoleto... ¡qué putada!
Publicar un comentario